miércoles, 1 de junio de 2011

Adam Rainer: El enano gigante


Los enanos y los gigantes han sido conocidos por los estigmas sociales a los que han sido sometidos a lo largo de la historia, y es que normalmente han sido presentados como monstruos circenses, bufones de reyes, y en general parias sociales. Son varias las razones que explican estas alteraciones hormonales, aunque ninguna satisface el caso de Adam Rainer: El enano gigante.


Para lo extraordinario de su caso, sólo se tienen pinceladas de su desdichada vida: Nació en Graz (Austria) en 1899 y desde jóven se vio claro que su estatura no coincidía con lo que considera normal, de hecho se le clasificó como enano. Al hacer las pruebas para alistarse en el ejército, a los 18 años edad, se le declaró muy pequeño y débil como para ser reclutado, ya que sólo medía 128 centímetros, pero lo extraño del caso es que se detalló en el informe médico que sus pies y manos tenían un tamaño muy desproporcionado respecto a su estatura (aproximadamente un 43) 

Lo realmente sorprendente comenzó a suceder al cumplir los 21 años, que fue cuando comenzó a crecer de forma descontrolada a razón de unos 8 centímetros al año. Cuando contaba con 32 años ya medía 2.18 metros, por lo que en unos 12 años pasó de ser considerado un enano a ser un gigante. Poco a poco su salud fue empeorando a causa de los cambios tan bruscos que le deparaba su rara enfermedad: Se quedó prácticamente ciego del ojo derecho, empezó a perder agudeza auditiva y su columna empezó a curvarse drásticamente. Tanto se agravó su salud que terminó sus días postrados en la cama, donde murió a los 51 años, midiendo 2.38 metros.


Las causas de su extraño crecimiento aun son desonocidas y sólo se tienen hipótesis no contrastadas, como un problema en la gládula pituitaria causado por un tumor o un trauma cerebral. De hecho incluso fue intervenido quirúrjicamente, aunque sin conseguir parar su desarrollo ni mejorar su deteriodad salud.

Hoy en día, el libro Guinnes lo considera a la persona de "altura más variable".


Referencias:
1. http://edant.clarin.com/diario/2008/01/24/conexiones/t-01591991.htm
2. http://www.thetallestman.com/adamrainer.htm

0 comentarios:

Publicar un comentario