martes, 15 de febrero de 2011

Jodhpur, ¿la ciudad de los pitufos?


Si algo distinguía a estas diminutas criaturas era su característico color azul. Pues, de igual manera, si por algo es conocida Jodhpur es por que entre sus calles no hay espacio para otro color que no sea el azul.


La ciudad está rodeada por una muralla con siete puertas, y entre la variedad de edificios destacan por su belleza los palacios, el fuerte Meherangarh, pero sobre todo, sus casas azules.


Al parecer el predominio de este color, que le da nombre a la ciudad, se remonta siglos atrás, cuando los brahmanes, miembros de la clase sacerdotal, pintaban sus domicilios del color del rostro de la diosa Krishna para indicar sus casas y diferenciarse del resto de la población. Con el tiempo, el resto del pueblo fue tomando la misma costumbre, que ha llegado hasta la actualidad.


Hoy en día se cree que el uso del índigo permite suavizar el sofocante calor que azota sus pequeñas calles (como ocurre en muchas poblaciones de Andalucía donde se encalan la casas para repeler el calor), fruto de la cercanía con el desierto de Thar. Además, según su población, el color azul sirve para ahuyentar todo tipo de insectos. 


Referencias: 
1. http://laculturamepersigue.wordpress.com/2011/01/31/jodhpur-la-ciudad-azul-de-la-india/
2. http://www.taringa.net/posts/imagenes/5489605/Jodhpur---India---Fotos-Propias.html

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esperaba con ansias la entrada nueva. Y me dio la mas grata de las sorpresas. El azul particularmente me quita el hambre, no se si sea algo positivo pero, ¿será una ciudad a dieta? xD

Ortadilla dijo...

Supongo que a cada cuál nos influyen los colores de una u otra forma. Es por esto que cada gama de colores despiertan sentimientos distintos en nosotros (y esto es usado por ejemplo en la publicidad). Por citar algunos casos, el rojo puede sugerir sensualidad y a la vez peligro, o el verde se suele ligar a la fertilidad o a la frescura.

Un saludo

Publicar un comentario