miércoles, 26 de enero de 2011

La nevera del desierto


Conocido es el dicho "es más simple que el mecanismo de un botijo", pero no por simple resulta menos curioso. ¿Se habéis parado a pensar alguna vez por qué los botijos refrescan el agua de su interior?

El funcionamiento es bien sencillo: El agua se filtra por los pequeños poros de la arcilla, ascapando finalmente mediante evaporación, lo que produce el enfriamiento del interior. Para que el agua pase de líquido a gas necesita un aporte energético, así cuando se produce la evaporación se extrae energía del agua, lo que hace que disminuya la temperatura.


La porosidad del barro, la temperatura alta y el aire seco son factores que hacen aumentar considerablemente el grado de enfriamiento, llegando a conseguir hasta 10ºC de disminución respecto al exterior.

Basándose en esta tecnología del pasado Mohamed Bah Abba desarrolló hace años la nevera del desierto. Se trata de dos recipientes de arcilla, separados mediante una capa de arena que siempre está mojada, donde el recipiente interior se debe cubrir con un paño húmedo. El funcionamiento es el mismo: La evaporación del agua. El agua de la arena intermedia se evapora hacia el exterior, ventilada por la circulación del aire seco exteriorlo que produce comporta una reducción de la temperatura de la arena, lo que a su vez enfría la vasija interior. 

Gracias a este "invento prehistórico" se retrasa la reproducción de los agentes de la descomposición por lo que aumenta la conservación de los alimentos; por ejemplo, las berenjenas aguantan de 3 a 27 días, y los tomates y pimientos a más de 3 semanas.


En países en vías de desarrollo, de clima árido y que no disponen de electricidad este mecanismo tiene muchísima importancia de cara a conservar alimentos perecederos, y es por ello que Mohamed Bah Abba ha recibido desde la invención de su "nevera" multitud de premios y galardones.

PD: En mi tierra a los botijos se les llama pichés ;)


Referencias:
1. http://www.nutribiota.net/blog/index.php/recursos/efecto-botijo
2. http://www.enchufa2.es/archives/el-efecto-botijo.html
3. http://centros5.pntic.mec.es/ies.victoria.kent/Rincon-C/Curiosid/Rc-54/Rc-54.htm

miércoles, 19 de enero de 2011

Vlad Ţepeş Draculea

Seguro que todos conocéis la historia del Conde Drácula, pero lo que muchos no sabrán es que el vampiro más famoso de todos los tiempos es muy probable que esté basado en un personaje real: Vlad Ţepeş Draculea

Vlad Ţepeş fue uno de los gobernadores más duros que han existido, príncipe de Valaquia (parte de la actual Rumania) desde 1456 hasta 1462. Fue un heroico defensor de los intereses e independencia de su país, conocido y temido por su manera de castigar a los enemigos, traidores y a quienes infringían su ley.

Durante su gobierno consiguió erradicar la delincuencia y los desordenes gracias al miedo que causaban en la población los castigos a los que sometía a ladrones, pordioseros, pobres, etc. Castigaba descuartizando, mutilando, quemando, etc. aunque su método de tortura y ejecución preferido era el empalamiento (Tepes significaba “el empalador”): La víctima era atravesada por una estaca, que no solía estar afilada, por el abdomen, la boca, el recto o la vagina, fijándola a la carne con un clavo y después se levantaba para que la víctima muriese lentamente. 

 
Fue así como asesino alrededor de 100.000 personas despiadadamente, sin despreciar entre niños, mujeres y ancianos, y fue así también como se hizo tan conocido. Al parecer fue el modelo a seguir por Bram Stoker para escribir Drácula, ya que se decía que bebía la sangre de sus víctimas en copas mientras comía delante de los empalados. 


Quizá por ese morbo hacia lo dantesco, el personaje de Vlad está lleno de leyendas y anécdotas  entre la que destaca la del comerciante honrado:


Un comerciante se presentó en su castillo para denunciar que le habían robado una bolsa de monedas de oro. Vlad le dijo que volviera al día siguiente. Cuando el mercader retornó al día siguiente, los ladrones y todos los miembros de su familia estaban empalados en el patio de castillo. Frente a ellos, Vlad estaba en su trono con la bolsa robada. Entonces el Empalador le pidió al comerciante que contara las monedas de la bolsa, para comprobar si faltaba alguna. El aterrorizado extranjero las contó cuidadosamente y musitó finalmente: "Sobra una". Vlad le contestó: "Id con Dios comerciante, tu honradez te ha salvado. Si hubieras intentado quedártela, habría ordenado que tu destino fuera el mismo que el de tus ladrones"
Es cuando menos curioso que después de los crímenes y horrores que protagonizó este personaje actualmente es considerado como un héroe nacional.


Referencias:
1. http://es.wikipedia.org/wiki/Vlad_Draculea

viernes, 7 de enero de 2011

El tamborilero del Bruch

En 1808 durante la Guerra de la Independencia española, Cataluña se encontraba gobernada por los franceses, y el ánimo de los habitantes se fue encrespando poco a poco durante la ocupación, lo que originó que se formaran fuerzas militares para luchar contra el enemigo invasor.

Sabedor de esto, el general francés Guillaume Philibert Duhesne decidió castigar a las ciudades rebeldes de Manresa, Igualada y Lérida. Ordenó al general Schwartz formar una pequeña columna (no más de 3.800 hombres) con la que exigir contribuciones para pagar las tropas, arrasar con unos molinos de pólvora, castigar a los cabecillas de la rebelión y tomar las ciudades que se pudiera.


Durante una incursión, Schwartz fue sorprendido y se retiró en desorden hacia el Bruch, donde intentó formar un gran cuadro con todas las tropas que pudo juntar y contraatacar a los catalanes, pero ocurrió algo inesperado.

Los españoles contaron con la inesperada "ayuda" del jóven tambolirelo Isidro Llusá junto con Benito Malvehí y Miguel Rigol. Isidro al tener sólo 14 años no podía adentrarse e la lucha, pero decidió tocar durante casi toda la acción, animando a los suyos. Cuenta la leyenda que la reverberación del sonido del tambor al chocar con las paredes de Montserrat hizo creer que el número de soldados españoles era muy superior al que realmente había, así que Schwartz decidió retirarse lo mejor que pudo.

Duhesme volvió a intetar un nuevo ataque algunos dias después, pero también tuvo que echarse atrás en esta segunda ocasión, lo que sirvió para que toda Cataluña se levantara en armas enardecida por estas dos acciones victoriosas, rompiendo con el mito de la imbatibilidad del ejército de Napoleón.


"Ni de gavatx ni de porc, no te'n fiïs ni viu ni mort.
Formatge d'abril, per mí; el del maig, pel gavatx; i el de juny, per ningú.
Passa, gavatx; passa, porc.
Després de la batalla, les recompenses.
En les batalles, no hi neixen els homes, hi van.
D'hora a taula, i tard a la batalla diu lo gabatx"

"Del gabacho y del cerdo, no te fies vivo ni muerto.
Queso de abril, para mí; el de mayo para el gabacho, y el de junio para nadie.
Pasa, gabacho; pasa, cerdo.
Después de la batalla, las recompensas.
En las batallas no nacen los hombres, van.
Pronto a la mesa y tarde a la batalla, dice el gabacho"


Referencias:
1. http://es.wikipedia.org/wiki/Tambor_del_Bruch
2. http://sebi.lacoctelera.net/post/2006/08/13/la-historia-del-timbaler-del-bruc