miércoles, 8 de diciembre de 2010

La ciudad de la basura

¿Conocéis esa maravilla llamada Wall-E? Espero que sí, porque es una de las mejores películas de los últimos años...Para los despistados les cuento resumidamente la trama: Durante el s.XXI la humanidad ha ido generando una producción excesiva de basura y ha ido cubriendo la Tierra con ella hasta llegar al colapso hacia el año 2115. En un intento de resolver la situación, toda la población es evacuada en lujosas naves espaciales mientras que un ejército de robots llamados WALL-E intentan restaurar y limpiar el planeta. El plan falla y la humanidad se ve obligada a establecerse en el espacio de forma indefinida.
Podríamos pensar que esta historia es fruto de la imaginación de los guionistas del film, pero por desgracia existen lugares en el mundo donde la basura es un verdadero problema. Piensa en toda la basura que generas, la basura que genera todo tu barrio, la basura que general toda tu ciudad. Ahora imagina que toda esa basura está esparcida sin ton ni son por las calles, las azoteas de los edificios, las aceras, los parques...Bienvenidos a La ciudad de la basura.


Ubicada en el Monte Mokkatam, forma parte de los suburbios de El Cairo, y en ella viven unas cuarenta mil personas, de las que aproximadamente la mitad son los denominados Zabaleen, árabes de la religión Copta que se dedican a reciclar la basura que los rodea. Son miles de personas trabajando entre la inmundicia, inmundicia que consideran su hogar.

Como podéis imaginar la experiencia de caminar por sus calles es horriblemente intensa y pestilente. No existen servicios básicos como drenaje, agua potable, pavimento o transporte público, por lo que podría considerarse Manshiyet Nasser un ghetto, viviendas y edificios donde sus habitantes conviven con la acumulación de desperdicios en condiciones casi infrahumanas. En estas condiciones no es difícil contraer cualquier tipo de enfermedad insalubre (deshidratación, diarrea, conjuntivitis, anemia, hepatitis, tuberculosis).
Pero con todo esto los zabaleen recuperan más de la tercera parte de la basura que se genera en el Cairo, y de esta se estima que consiguen reciclar el 85%, superando así a muchos sistemas de gestión de desperdicios como los de Alemania o Bélgica, lo que es más sorprendente si tenemos en cuenta que la mayor parte del proceso es realizado de forma artesanal por miles de familias, niñas y niños, adolescentes, madres, abuelas, padres...
El gobierno egipcio debería avergonzarse, no por la existencia ni de la actividad de los zabaleen, ya que se traduce en un servicio óptimo a la comunidad, sino de las paupérrimas condiciones de vida en que han sido marginados a lo largo de los años.


Referencias:
1. http://aich2008.blogspot.com/2009/04/los-zabaleen-de-el-cairo-parte-i.html
2. http://www.nuestrorumbo.com/2010/01/20/la-ciudad-de-la-basura-tan-real-como-triste/
3. http://dornob.com/garbage-city-an-unbelievable-real-life-urban-wasteland/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo no vivo en Europa ni siquiera cerca de esta, pero las condiciones infraumanas de los habitantes existen en casi todo el globo. Y es más grandes potencias impulsan la tecnologia, ¿y la tecnologia obsoleta solo de ayer? a la basura y asi dia a dia. El mundo esta a punto de gritar y vomitarnos fuera.

Ortadilla dijo...

Creo que es inherente a la existencia del hombre las abrumadoras diferencias que hay, y lo peor es que parece que cada vez los que están bien están mejor, y los que están mal están peor.

Todo esto sin contar con el daño que le estamos haciendo a la madre tierra, que como bien dices, es posible que pronto de harte de nosotros...

Un saludo

Publicar un comentario