miércoles, 24 de noviembre de 2010

El arte de Mark Powell: El infierno en miniatura



"A mitad del camino de la vida, 
en una selva oscura me encontraba 
porque mi ruta había extraviado"

Para quienes no los conozcan estos son los primeros versos de la Divina Comedia, el poema épico de Dante Alighieri, donde el propio autor narra su travesía por el infierno, cielo y purgatorio con la ayuda de diferentes guías quienes recibieron ordenes de mostrarle a Dante estos 3 lugares de la misma Virgen María.
El artista australiano Mark Powell parece que se ponga en la piel de Dante en su descenso a los nueve círculos del infierno, ya que es capaz de crear entornos en miniatura que parecen reproducciones del mismísimo averno.
Su obra es decadente, siniestra y escalofriante. Sus esculturas muestran con desgarro la degeneración de los tejidos, el canibalismo, las carnes putrefactas, las vísceras...en palabras del propio autor: "He estado trabajando primeramente en crear ambientes en miniatura donde seres imaginarios evolucionan, devolucionan, consumen, excretan se multiplican y mueren. Mi escultura exagera y distorsiona los violentos procesos naturales de degeneración y regeneración, parasitismo y el cabalístico reciclaje de carne que hace que las formas de vida desarrollen cada vez mas compleja percepción y funciones corporales"
Todo una delicia para los amantes del arte bizarro y grotesco.



Referencias:
1. http://www.markpowellart.com/
2. http://tanatopraxia.wordpress.com/2009/08/01/arte-de-mark-powell/
3. http://www.myspace.com/markpowellart
4. Entrevistsa: http://coward33sneeze15.blogspot.com/2008/12/interview-with-mark-powell.html

martes, 16 de noviembre de 2010

La "realidad" de Piratas del Caribe

Seguramente muchos conozcáis la trilogía de Piratas del Caribe, formada por La maldición de la Perla Negra, El cofre del hombre muerto y En el fin del mundo. A lo largo de sus casi 8 horas encontramos aventuras, humor, romance y mucha acción; aunque eso sí, lo que comenzó como una grata y divertida historia ha ido descendiendo enteros su calidad a cada nueva entrega. Evidentemente se trata de una historia de ficción, pero lo que muchos aficionados no saben es  que algunos aspectos del film tienen inspiraciones reales.

El argumento principal está basado en una atracción-museo homónima del parque temático Disneyland inaugurada en 1967. Originalmente se trataba de un paseo en bote a través de un edificio con paisajes, decoraciones y personajes piratas históricos, pero con el éxito de La Maldición de la Perla Negra fue modificada acorde a los personajes y argumentos de la película.


También toma aspectos  del libro "On Strange Tildes", donde se cuentan las aventuras del pirata  "Jack Shandy". Muchos aficionados a los videojuegos ven muchas similitudes con la saga Monkey Island. Esto es debido a que la conocida aventura gráfica también está basada en este libro, al igual que en la atracción de Disneyland.

No es extraño que la mayor parte de la historia transcurra en el Mar Caribe, y es que las rutas hacia las "nuevas Indias" eran una presa fácil para los piratas ya que podían robar valiosos cargamentos de oro y otras mercancías en un lugar lleno de islas en las que refugiarseUna de estas islas era Isla Tortuga, ubicada en las proximidades de República Dominicana habitada en su mayor parte por piratas. Dentro de la trilogía resulta ser el lugar idoneo para reclutar tripulación para las aventuras.

Durante la saga el personaje más carismático es el pirata Jack Sparrow. Al parecer está inspirado en el pirata Jack Calicó (Jack Rackham), un capitán pirata inglés que consiguió llegar al cargo tras amotinarse contra su capitán, justo lo contrario que le ocurre a Sparrow. Calicó fue el primer pirata que llevó mujeres a bordo, tal como ocurre durante las películas con Elizabeth Swann. Además, la versión de la bandera Jolly Roger (badera pirata) de la Perla Negra es la misma que usaba Jack Calicó.

Otro de los personajes de las películas es Davy Jones, inspirado claramente por el mito pirata del "casillero de Davy Jones", el lugar donde terminan quienes han muerto en el mar. Las leyendas consideran a Davy Jones un monstruo que vivía bajo el mar y hacía naufragar las embarcaciones y se adueñaba de los marineros caídos al mar, tal como ocurre en la ficción.

En las dos últimas entregas, el personaje de Davy Jones y sus secuaces navegan los mares a bordo del Holandes Errante, que tal como ocurre con la leyenda se trata de un barco fantasma que no puede volver a puerto, condenado a vagar para siempre por los océanos. Fue célebre por la extraña velocidad de crucero que alcanzaba, por lo que se sospechaba que había firmado un trato con el demonio.

Una característica especial de Davy Jones durante las películas es que puede invocar al Kraken, un ser sacado de la mitología escandinava y finlandesa. Es una criatura marina descrita comúnmente como un tipo de pulpo o calamar gigante que, emergiendo de las profundidades, atacaba barcos y devoraba a los marinos.

Por último, en varias escenas se hace alusión a las normas la Cofradía de los Hermanos de la Costa. Esta socidead fue real y tuvieron una base internacional durante los siglos XVII y XVIII en Isla Tortuga. No se conoce su origen, pero se sabe se regía por unas normas transmitidas por tradición oral. Algunas de sus leyes fueron: "Ni prejuicios de nacionalidad ni de religión", "No existe la propiedad individual", "La Cofradía no tiene injerencia en la libertad de cada cual", "Si un cófrade abandona la sociedad, jamás será perseguido", "No se admiten mujeres", etc.

Las historias de piratas siempre nos han llamado la atención; puede que por sus aventuras, por su forma de vida, o por sus personajes embaucadores. El caso es que no es de extrañar que muchos éxitos literarios, musicales y de la gran pantalla estén basados en estas historias, que aunque tengan una inspiración real como hemos visto, poco se parecen a realidad de aquellos tiempos. La verdadera Historia nos cuenta que los piratas lograron poner en peligro los imperios de España, Francia e Inglaterra durante muchos años y obstaculizaron el comercio naval en el Atlántico. Se regían bajo una república de piratas formada por hombres y mujeres de todas las razas y religiones, donde todos eran tratados como iguales. Los marineros elegían democráticamente a sus capitanes, tomaban las decisiones en común y se repartían equitativamente el botín.



Referencias:
1. http://mgar.net/docs/dutchman.htm
2. http://revista-arbil.iespana.es/(77)otaz.htm
3. http://www.abretelibro.com/foro/viewtopic.php?t=23310
4. http://es.wikipedia.org/wiki/Piratas_del_Caribe

martes, 9 de noviembre de 2010

"La fragancia de magnolias, el canto de los pájaros y el chorro de las fuentes"

Hoy se celebra el 70 aniversario del estreno del Concierto de Aranjuez, la obra más conocida del músico Joaquín Rodrigo. En aquella primera ocasión el guitarrista Regino Sainz de la Maza tocó junto a la Orquesta Filarmónica de Barcelona en el Palau de la Música de Barcelona en presencia del propio autor. Fue el primer concierto para guitarra y orquestra de la historia de la música.

Es la obra española más popular y pasará mucho tiempo antes de que otra le haga sombra; y cómo no, tenía que ser con el instrumento emblema de la España musical: La guitarra. Por primera vez la guitarra se ponía en el punto de mira del espectador, haciendola protagonista frente a toda una orquesta.

En palabras del compositor, "hallándome de pie en mi pequeño estudio, en el corazón del barrio latino de París, en la primavera de 1939 y, pensando vagamente en el concierto, oí cantar dentro de mí el tema completo del Adagio, de un tirón, sin vacilaciones" [...] "Si al Adagio y al Allegro final me condujo algo así como la inspiración, llegué al primer tiempo por la reflexión, el cálculo y la voluntad". Rogrigo describía el concierto como la captura de "la fragancia de magnolias, el canto de los pájaros y el chorro de las fuentes" de los jardines de Aranjuez.

Se considera la obra clásica más vendida por las discográficas en el siglo XX y ostenta el récord de adaptaciones y arreglos. Los tiene para arpa, de estilo pop, jazz, etc. Ha sido interpretada por los músicos más brillantes del mundo como Paco de Lucía, Miles Davis, Jean-Christian Michel, Carlos Nuñez... 

 

Referencias:

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Tic-tac, tic-tac, tic-tac...

Esta pasada semana se ha producido uno de los conocidos cambios de hora que tenemos a lo largo del año, con la que se pretende realizar un ahorro energético, pero ¿por qué el día tiene 24 horas, ni una más, ni una menos? y ¿por qué cada una se subdivide en 60 minutos?

Desde hace bastante tiempo el Sistema Internacional de Unidades intenta unificar mundialmente las medidas fundamentales básicas. No siempre fue así, y seguro que a todos nos suenan medidas como millas, pies, galones, arrobas, etc. Aunque en gran parte de la cultura popular sobreviven varios sistemas de medidas es innegable que en todos ellos se usa en mayor o menos medida la base decimal.
Seguro que cuando pequeños (y no tan pequeños) recurríamos a los dedos de nuestras manos cuando teníamos que hacer alguna cuenta. Íbamos contando uno, dos, tres...poniendo o quitando dedos según sumábamos o restábamos. Este gesto es el que está detrás del sistema decimal que los humanos utilizamos normalmente para representar los números. Como ya sabéis existen 10 dígitos: 0, 1, 2...9, al igual que tenemos 10 dedos. No es nada casual, dígito y dedo tiene la misma raíz latina.

Pero, si tan intuitivo es usar 10 cifras para representar las medidas, ¿por qué el tiempo no utiliza ese sistema? Existen 12 meses, las horas del día son dos docenas, cada hora tiene sesenta minutos y éste sesenta segundos...Parece que las medidas del tiempo no cuadran de ninguna forma con la que apriori sería la forma natural de contar.

Ya en la antigua Babilonia utilizaban una técnica fácil y sobre todo lógica para ir contando de 12 en 12. Bastaba con ir señalando las falanges de la mano derecha con el pulgar; y como cada dedo tiene tres falanges, obtenían doce. Cuando se terminaba una docena se extendía un dedo de la mano izquierda, y como en la mano izquierda hay cinco dedos: 5 dedos x 12 falanges = 60.

Para los sumerios esta forma de contar estaba apoyada por los hechos más importantes de sus vidas: La división sexagesimal del minuto era aproximadamente la frecuencia del latido del corazón, las apariciones en el firmamento de sus dioses cósmicos (Sol, Luna, Estrellas, Constelaciones), su destino (astrología del zodíaco), las épocas de recolección y cultivo, etc. ¡Y todo ello estaba relacionado con los dedos de sus manos!

De esta forma los meses los dividieron en 30 días, tenían 12 meses, y cada año 360 días. El círculo de 360 grados lo partieron en 12 sectores (signos del Zodiaco) de 30 grados cada uno. El día lo dividieron en 12 horas de luz, y 12 de oscuridad, y al subdividir la hora, utilizaron 60 minutos.

Esta milenaria forma de medir el tiempo se ha mantenido a lo largo de los siglos, aunque durante la Revolución Francesa, por el auje del "nuevo" sistema decimal, se intetó modificar. Y así fue como surgió el concepto de "horario decimal", con días de 10 horas; con horas de 100 minutos; y con minutos de 100 segundos. Pero, a parte del cambio de mentalidad y concepto, algo muy importante se pasó por alto: El dinero, y es que modificar los millones de relojes repartidos por el mundo (de pared, de pulsera, colocados en iglesias, etc) sería extremadamente caro, así que todo se quedó tal como estaba. Tal como está.

Referencias: