domingo, 12 de junio de 2011

Do, re, mi(au)...El piano de gatos


Athanasius Kircher fue un conocio sacerdote jesuita alemán, y actualmente es considerado como uno de los científicos más importantes de la época barroca. Fue políglota, teólogo, investigó vulcanismo y erupciones, escribió tratados sobre el magentismo y la luz, y fue un estudioso de la música y un inventor. De la unión de estas dos facetas ideó uno de los ingenios musicales más macabros conocidos: El piano de gatos.


Tal como él mismo describió en el tratado Musurgia Universalis, recibió un encargo por parte de un príncipe italiano, quien necesitaba salir de una profunda crisis melancólica asociada a su cargo. Para ello, Kircher seleccionó algunos mininos cuyos maullidos fueran diferentes, atendiendo a la la intensidad, agudeza y tono de sus sonidos. Tras esto, fabricó una estructura similar a un piano donde al presionar cada una de las teclas una aguja punzaba la cola de cada uno de los animales, los cuales estaban dispuestos consecutivamente dentro de jaulas. Ya podéis imaginar el espectáculo que producía la interpretación de cualquier "pieza musical" en este "instrumento": Una "melodía" de maullidos sin control donde los desesperados gatos sufrían por la diversión de un monarca.


Referencias:
1. http://www.anfrix.com/2006/02/piano-gatuno/





miércoles, 1 de junio de 2011

Adam Rainer: El enano gigante


Los enanos y los gigantes han sido conocidos por los estigmas sociales a los que han sido sometidos a lo largo de la historia, y es que normalmente han sido presentados como monstruos circenses, bufones de reyes, y en general parias sociales. Son varias las razones que explican estas alteraciones hormonales, aunque ninguna satisface el caso de Adam Rainer: El enano gigante.


Para lo extraordinario de su caso, sólo se tienen pinceladas de su desdichada vida: Nació en Graz (Austria) en 1899 y desde jóven se vio claro que su estatura no coincidía con lo que considera normal, de hecho se le clasificó como enano. Al hacer las pruebas para alistarse en el ejército, a los 18 años edad, se le declaró muy pequeño y débil como para ser reclutado, ya que sólo medía 128 centímetros, pero lo extraño del caso es que se detalló en el informe médico que sus pies y manos tenían un tamaño muy desproporcionado respecto a su estatura (aproximadamente un 43) 

Lo realmente sorprendente comenzó a suceder al cumplir los 21 años, que fue cuando comenzó a crecer de forma descontrolada a razón de unos 8 centímetros al año. Cuando contaba con 32 años ya medía 2.18 metros, por lo que en unos 12 años pasó de ser considerado un enano a ser un gigante. Poco a poco su salud fue empeorando a causa de los cambios tan bruscos que le deparaba su rara enfermedad: Se quedó prácticamente ciego del ojo derecho, empezó a perder agudeza auditiva y su columna empezó a curvarse drásticamente. Tanto se agravó su salud que terminó sus días postrados en la cama, donde murió a los 51 años, midiendo 2.38 metros.


Las causas de su extraño crecimiento aun son desonocidas y sólo se tienen hipótesis no contrastadas, como un problema en la gládula pituitaria causado por un tumor o un trauma cerebral. De hecho incluso fue intervenido quirúrjicamente, aunque sin conseguir parar su desarrollo ni mejorar su deteriodad salud.

Hoy en día, el libro Guinnes lo considera a la persona de "altura más variable".


Referencias:
1. http://edant.clarin.com/diario/2008/01/24/conexiones/t-01591991.htm
2. http://www.thetallestman.com/adamrainer.htm

lunes, 23 de mayo de 2011

Sembrando nubes


Ya lo dice el sabio refranero español "Nunca llueve a gusto de todos", pero ¿y si realmente no fuera así? El ser humano ha intentado durante mucho años controlar la meteorología a través de distintos medios; como por ejemplo las procesiones de santos para bendecir y garantizar las cosechas, o el repique de campanas en iglesias y conventos para evitar que una granizada arrasara los campos. Evidentemente, la poderosa naturaleza siempre ha ignorado estos intentos. Pero esto cambió hace unas décadas.

Como en multitud de avances tecnológicos, la Guerra tenía mucho que decir en este caso. Durante la II Guerra Mundial muchos fueros los aviones de combate que colisionaban contra el suelo por culpa de la típica niebla inglesa. Al concluir la Guerra, un grupo de investigación había conseguido dispersar la niebla de las pistas de aterrizaje gracias a unos quemadores de petroleo.


Tras esta batalla ganada a la naturaleza se siguió investigando formas para poder crear nubes a demanda, lo que se llamó "La siembra de nubes". Vincent Schaefer fue el primer químico que logró producir nieve artificial allá por 1946, y poco más tarde hizo lo propio con la lluvia. Gracias al hielo seco (del que ya hablamos aquí) y al yoduro de plata después, se consiguió la agrupación de pequeñas gotas de agua presentes en las nube hasta que alcanzan un tamaño más grande con el que caían al vacío.


Estos descubrimientos despertaron esperanzas sobre la posibilidad de controlar el tiempo atmosférico y evitar fenómenos no deseados, como la sequía o los temibles huracanes. Sin embargo, todo quedó en saco roto ya que se acusó a la siembra de ser la culpable de graves inundaciones, lo que provocó que se investigara las repercusiones que podían ocasionar los intentos de modificar las reglas de la naturaleza artificialmente, concluyendo que prácticamente no valían para nada a nivel práctico.


Pese a estos estudios, hoy en día se siguen usando estas técnicas, por ejemplo el gobierno ruso ha sembrando nubes garantizar el sol los principales días festivos. Israel, por sus problemas de sequía llevan desde 1976, esparciendo yorudo de plata en cuenca del Kineret, lo que ha aumentado la pluviosidad anual en el área en un 15% a 18%. China también ha utilizado este sistema desde hace tiempo, siendo famoso el caso de los Juegos Olímpicos de 2008 con el fin de limpiar el aire de contaminación. Inluso existen empresas que por unos US$6.000 la hora dicen que pueden garantizar que haga sol en el día de su matrimonio o en cualquier otra fiesta.

Como curiosidad, en el episodio "El rey de la lluvia" de la sexta temporada de Expediente X aparece un pueblo afectado por una sequía y los agente Mulder y Scully investigan a un hombre que dice poder controlar el clima realizando tormentas a petición. O el caso real de Charles Hartfield que en 1915 se ofreció como "creador de lluvia", el problema es que llovío tanto que se produjeron grandes inundaciones, por lo que demandado.







Referencias:
1. http://www.alpoma.net/tecob/?p=592
2. http://es.wikipedia.org/wiki/Siembra_de_nubes

domingo, 1 de mayo de 2011

El Osario de Sedlec


Miles de cadáveres humanos, un afamado tallista de madera, y su macabra imaginación...bienvenidos al Osario de Sedlec.


En 1278 el rey Ottokar II de Bohemia envió al abad del monasterio de la Orden del Císter de Sedlec a Tierra Santa, y cuando este regresó trajo consigo tierra del Golgotha, lugar donde según las santas escrituras Jesucristo fue crucificado. La esparció por el cementerio de la abadía, lo que propició que muchas personas quisieran ser enterradas en este santo lugar, que no estaba preparado para tal avalancha de cuerpos, por lo que el cementerio tuvo que ser ampliado en varias ocasiones.

Siglos más tarde se construyó una iglesia gótica en el centro del cementerio, en cuya capilla del sótano que se habilitó un osario donde se fueron acumulando con el tiempo los huesos de los cuerpos desenterrados por las obras del cementerio. Hasta que llegó el año 1870, cuando la familia Schwarzenberg corrió con los gastos de una nueva reforma. Contrataron al tallista de madera Frantisek Rint para redecorar la capilla de la iglesia y para poner en orden todos los esqueletos que allí yacían.


El artista pasó meses entre los muros del osario perfeccionando su obra, para la que usó todos los huesos apilados por el paso del tiempo, lo que dio lugar a una decoración tan macabra como única en el mundo. Construyó muros, escaleras, un escudo de armas de los Schwarzenberg, guirnaldas de cráneos para cubrir las bóvedas, la firma del propio Rint...e incluso una enorme lámpara de araña que contiene al menos una unidad de todos los huesos que forman el cuerpo humano.


 














Referencias:
1. http://www.escalofrio.com/n/Curiosidades/El_Osario_de_Sedlec/El_Osario_de_Sedlec.php
2. http://paseandohistoria.blogspot.com/2011/04/el-osario-de-sedlec.html

viernes, 22 de abril de 2011

Las Tores de Hanoi y el Fin del Mundo


Si le preguntáis a un informático si conoce el problema de Las Torres de Hanoi casi con toda seguridad os responderá afirmativamente, ya que se trata de uno de los problemas más conocidos en el mundo de la programación, y es que es usado a menudo para explicar la recursividad. Pero fuera de este ámbito es mucho menos conocido.
Imaginad que tenemos tres varas verticales, y en una de ellas apilamos un número indeterminado de discos de forma que su diámetro es más decreciente cuanto más alto esté, y las otras dos varillas están vacías. El juego consiste en pasar todos los discos de la varilla ocupada a cualquiera de las otras, pero siguiendo 3 simples reglas:
1. Sólo se puede coger un disco en cada movimiento
2. Un disco no puede descansar sobre otro más pequeño
3. Sólo se pueden coger los discos que estén en la cima de las 3 varillas

Existen diversas formas de realizar la solución final, pero nos encontramos con que aunque éstas son fáciles de calcular el número de pasos para resolver el problema, en el mejor de los casos, crece exponencialmente conforme aumenta el número de discos a mover*.


Entre las leyendas sobre el fin del mundo se encuentra una centrada en el problema de las torres de Hanoi. En el gran templo de Benarés, bajo la cúpula que señala el centro del Mundo reposa una bandeja de cobre en la que están plantadas tres agujas de diámetro más fino que el aguijón de una abeja. En el momento de la Creación, Dios colocó en una de las agujas 64 discos de oro puro ordenados por tamaño: desde el mayor que rebosa sobre la bandeja hasta el más pequeño, en lo más alto del montón. Es la torre de Brahma. Incansablemente, día tras día, los sacerdotes del templo mueven los discos haciéndoles pasar de una aguja a otra, de acuerdo con las leyes fijas e inmutables de Brahma. El día en que los 64 discos hayan sido trasladados desde la aguja en que Dios los puso al crear el mundo a una cualquiera de las otras dos agujas, ese día la Torre, el Templo y, el Mundo desaparecerán.

Teniendo en cuenta que el mínimo número de movimientos que se necesita para resolver este problema es de 264-1, si la leyenda fuera cierta y los monjes hicieran un movimiento por segundo (no un día como dicta la leyenda), los 64 discos estarían en la tercera varilla en algo menos de 585 mil millones de años.



Referencias:
1. http://es.wikipedia.org/wiki/Torres_de_Han%C3%B3i

* Por ejemplo, para sólo 4 discos habría que hacer 15 movimientos, siempre que no fallemos en alguno de ellos; y para 6 discos pasamos a 65.